28/09/2003

Aquellos chicos tan malos

Hola. Aquí estoy yo tan tranquilo, un día antes del concierto de los conciertos. No tengo entrada para ver, o divisar, a los Rolling Stones. Con una entrada de 60 euros, podrás ver a los Rolling en la distancia, como en el horizonte, como si actuaran en el estadio de Wembley, me temo. Acudirán muchos contemporáneos de los Rolling, gente en estado de prejubilación, usuarios compulsivos de las lentes bifocales. "¡Oye, que sale Mick Jagger, vamos a aplaudir!" Pero quien está realmente en el escenario es la concejala de cultura. La edad juega estas pasadas.
       A los Rolling el tiempo también les ha cambiado mucho. El 3 de julio de 1969, Brian Jones aparece cadáver, flotando en la piscina de su casa después de una noche de cócteles molotov, servidos con mucho hielo y mucho mal rollo. Ya había decidido separarse del grupo. Ese mismo año, en la gira por Estados Unidos, muere apuñalado un espectador a manos del servicio de orden, encomendado a los Ängeles del Infierno. En España, en el 71, se censura la portada de "Dedos pegajosos", una imagen de la bragueta de Mick, en estado de exaltación cuando le hacen la foto. Mucha leyenda de chicos malísimos. "Los Rolling pertenecen a ese tipo de personas a las que uno no dejaría salir con su hermana menor", escribió un periodista de la época. De esa época han pasado más de 30 años y el tiempo y el dinero han convertido a los músicos de Satán en muy recomendables cuñados. Solo beben agua y tararean a los Beatles. No voy al concierto de los Rolling pero iría a uno de los Beatles costase lo que costase. "Pero los Beatles no existen. Hay dos que ya están muertos y cantan de solistas en el coro celestial". Y que más da, si ya no hay conciertos en vivo. La peña verá mañana a los Rolling en pantallas gigantes, pura y engañosa realidad virtual. Y la figura que se pasee por el escenario podrá ser Mick Jagger o la concejala de cultura, ahí está la duda. Y es que desde tan lejos, no hay quien distinga. Brrr, la edad.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Escenarios"