24/08/2003

Telemaltratos

Una mujer rubia, que estuvo casada con un conocido actor, cuenta en un programa de televisión cómo su exmarido le pegaba todos los viernes. La mujer lleva un vestido rojo, escotado, y sabe mirar a la cámara cuando da detalles de las palizas. Al programa llama ahora una tía del actor, que asegura que su sobrino "sólo le daba un guantazo de vez en cuando" a la señora rubia; "lo normal en los matrimonios", matiza. Cambio de cadena para encontrarme con otro programa muy parecido. Esta vez, una señora morena, muy guapa, con minifalda y grandes pendientes, cuenta con soltura cómo su novio, un popular cantante, le zurraba cuando tenía mono de coca. "¿Por qué no ha denunciado esto antes?", le pregunta, muy compungida, la presentadora. "Toma, pues porque hasta ahora no me habían ofrecido 2.000 euros por contarlo". La presentadora pone cara de acordarse de la madre de la maltratada, quien puntualiza. "Bueno, lo de menos es el dinero. Yo quiero hablar de mi problema para que ya no haya más casos como el mío" El público aplaude fuertemente.
       Desde que el maltrato doméstico se ha convertido en materia de espectáculo televisivo, mi concepto de la familia española ha cambiado radicalmente. Ahora pienso que en las familias todos se están atizando sin parar. Como lo mío es el periodismo de investigación, pregunto abiertamente a una pareja de jubiletas que tengo delante en la cola de la charcutería: "Perdonen, ¿ustedes se arrean en la intimidad?" La mujer me contesta sonriente: "Hombre, no mucho. Sólo cuando me molesta la artrosis, le doy a éste collejas en la calva". El marido añade, un pelín bobalicón: "Lo normal en las personas de nuestra edad". Ahora, la señora, dirigiéndose a todos los que estamos en el puesto nos anuncia que el martes próximo aparecerán en un programa de testimonios de la tele local: "Es que nos dan 200 euros, saben". "Lo veremos sin falta", dicen algunos. A mí me está entrando miedo y me largo rápido sin comprar el jamón-york. Muy fuerte, les digo.

Este artículo pertenece a la sección "Demasiado asfalto"