13/04/2003

El cine del vecino

Hola. Los franceses viven ahí al lado pero entre ellos y nosotros hay una cordillera y algunos prejuicios. De la cordillera, más vale no hablar, porque si nos ponemos a hablar de túneles y de trenes, se monta pitote seguro. Y en cuanto a los prejuicios, la mejor manera de quitárselos es conocerse, para lo que hay dos vías: A) ir a comprar paté a Pau o B) ver cine francés. Mogollón de películas francesas en Zaragoza esta semana. La cosa se llama CineFrancia. Un festival austero en glamour pero muy bueno en contenido. Y bien organizado por la Republique Française y nuestro ayuntamiento. ¡Chapeau!.
        El cine francés ha tenido, desde siempre, tendencia al pastelón (que a veces sale bien, como en "Amèlie" y otras mal, como en "8 mujeres") y a la banalidad envuelta de trascendencia. Pero cuando se salvan de estas dos tentaciones, los franceses hacen un cine de gran calidad y muy influyente. Un poner, de no haber existido Eric Rohmer, ¿cómo habría sido la comedia española a partir de la "Opera prima" de Trueba? ¿Sería posible el cine danés del "dogma", con el que a los modernos se les cae la baba, sin el cine de Jean Luc Godard? Godard filmaba con la cámara al hombro o sujeta en un carrito de supermercado; el amor al cine, el talento y la obsesión por contar historias convirtieron la falta de medios en una virtud. De una compañera de Godard, Agnes Varda, este festival de CineFrancia ha proyectado 12 títulos. Varda se hizo famosa con "Cleo de 5 a 7": 90 minutos (los que dura la película) en la vida de una mujer que acaba de saber que tiene cáncer y que se enamora de un soldado que parte para la guerra. Amor y muerte. En el polo opuesto, o en "les antipodes", está la reciente "Un albergue español", una de ternura y muchas risas sobre un grupo de estudiantes guiris en Barcelona. Aunque lo suyo es hacer queso, los Franceses hacen un cine variado y muy interesante. Pero de no ser por CineFrancia (¡chapeau!) muchos no lo sabrían. Y el año que viene, más. Au revoir.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Culturland"