27/03/2005

Los chicos con los chicos

Hola, esto es un aula de bachillerato en un instituto cualquiera. Hay 35 alumnos que se han sentado según el sexo. Los chicos con los chicos, a un lado, y las chicas con las chicas, al otro. Después de 30 años de enseñanza mixta generalizada, sorprende que, espontáneamente, los mismos alumnos se auto-implanten la separación de sexos. Nadie se ha atrevido en este país a revisar críticamente lo que siempre se ha tenido como una de las grandes aportaciones pedagógicas de la modernidad. Y lo entiendo porque sería tachado de reaccionario al instante. La enseñanza mixta se ve como la gran conquista de la sociedad progresista. Un logro indiscutible. Un dogma de fe.
        Pero el debate se ha iniciado en Francia, al comprobar que la coeducación no ha mejorado la igualdad ni el entendimiento entre los dos sexos. Es más, parece que las posturas sexistas se han radicalizado en los centros de enseñanza. El sociólogo francés Michel Fize ha tenido el valor de escribir un libro, "Las trampas de la escuela mixta", no publicado en España, en el que viene a decir que nos han vendido una moto sin motor, más o menos. A finales de los 60, al generalizarse y alargarse la escolarización obligatoria, el estado se encuentra sin dinero para la construcción de centros de enseñanza separados. Pero como el hambre se junta con las ganas de comer, este factor de política presupuestaria es camuflado, con buena fe, eso sí, por la evolución de la sociedad en materia de liberación sexual y por los avances del feminismo. Cambios sociales que ven en la enseñanza mixta un certificado de sus logros.
        Bueno, y qué ha pasado, se pregunta Michel Fize. Pues resulta que el rendimiento escolar de los chicos ha bajado, que han aumentado las agresiones sexuales y que el pretendido igualitarismo no ha dado los frutos esperados: todavía el 90% de los estudiantes de enfermería son mujeres, por ejemplo. Fize propone que los alumnos puedan elegir entre aulas mixtas o separadas. Porque separar no es discriminar, dice el muy atrevido.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Escrito con tiza"