11/09/2005

Síndromes

Tema: se acabaron las vacaciones, se acabó lo bueno. Empieza el curro y ya es Navidad donde ya saben pero no hagamos publicidad. La vuelta al cole da mucho juego. Todos los telediarios se han montado un reportaje muy fino: el síndrome postvacacional. Uno: se pregunta a una señorita cómo se siente ante la vuelta al trabajo y la señorita contesta que le duele la tripa. Dos: se pide a un psicólogo que hable de los síntomas del dichoso síndrome. El psicólogo suelta una lista de tremendas molestias: jaquecas, insomnio, inapetencia. Don Bernabé Tierno, que es un psicólogo con pedigrí, dice que no hay tal síndrome, que es un invento de los de su gremio. No, discrepo, es un invento de los programas informativos, que necesitan un reportaje de interés humano. Deconstruyamos un programa informativo: a) sucesos sangrientos; b) Ibarreche y los ciudadanos y ciudadanas vascos y vascas y c) reportaje de interés tontorrón, como lo mucho que pesan las mochilas de los escolares. Tremendo septiembre.
        Hola. Esto es el portal de mi casa y aquí estamos todos contándonos, bla-bla-blá, el veraneo. Doña Coro, que es una superjubilada, ha estado, primero, en Nepal y después en Tobed, que es su pueblo. "En Tobed, donde mejor", aclara. Visi cuenta que ha hecho un crucero por el Mediterráneo. Mentira, ha cogido un barco en Denia que le ha llevado a Ibiza. La Visi se ha pintado con henna un dragón en el hombro. "Es body-art, que lo sepáis", aclara. No, glups, no es body art, es el ramalazo hortera que todos padecemos en verano. Tatuajes, collares fluorescentes o telefonía de manos libres. Es el síndrome de horterez vacacional, sobre el que no se hacen reportajes. Un pavo va por el paseo marítimo, las manos en los bolsillos, hablando a voz en grito con nadie aparente. Es la tecnología bluetooth o manos libres o como se llame. Prefiero el síndrome postvacacional, que si se te duerme un pie, que si tienes gases, pero no vas hablando solo y en voz alta por ahí. Bueno, pensamientos míos, que nadie se ofenda. Nos vemos.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Demasiado asfalto"