16/12/2001

Agustín Díaz Yanes

HOY ESTO TRATA DE CINE: sale un león y ruge. No, no, eso es en América. Y hoy esto trata de cine español. No sale un león, mecachis. Viene Agustín Díaz-Yanes a Zaragoza, y es que su madre es de aquí y sus tías, que son unas señoras muy simpáticas, viven en un piso muy céntrico, o sea, que dónde mejor va a estar Agustín, si sus tías lo llevan en palmitas cuando viene. Además, ahora ponen una peli de Agustín en Zaragoza, que se llama "Sin noticias de Dios". Va a ser un exitazo en todo el mundo porque es muy distinta a lo que se ve y tiene tiros y amor y de todo.
       Agustín es un tío muy sencillo y habla de su película como quien habla de lo que cenó la noche anterior: "Iba por la calle y se me ocurrió que un ángel y un demonio bajaban a la tierra a ver quién se llevaba el alma de un boxeador" El ángel es Victoria Abril y el demonio, Penélope Cruz. El director es muy elegante y todos los demás también, porque nadie dice que Penélope no vocaliza y no se la entiende a veces. Encima, como trabaja al lado de la Abril, que sí vocaliza estupendamente, pues todavía se la entiende menos. El boxeador prefiere irse con el ángel (o ángela) pero Pé Cruz está muy wonderbra y el chico-ah, perillán, perillán-tiene sus dudas. Lo demás no se lo cuento: vayan a verla.
       Estamos en la tienda Dondesinó de la plaza de España y la presentación de "Sin noticias de Dios" es con motivo de un festival de jóvenes directores, pero el acto está lleno de jubiletas. Uno me pregunta: "Oiga, pero ¿cuándo ponen la película? Mucho hablar y no la ponen". Le digo que para verla hay que ir a un cine y pagar 800 pesetas. Muy influido por la figura del ángel, añado: "Pero abríguese bien, que hace mucho frío afuera"

Presentación en la FNAC de Zaragoza de SIN NOTICIAS DE DIOS de Agustín díaz Yanes.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Culturland"