12/05/2002

GYM

Una señorita que quiere quitarse siete kilos, siete, se ha hecho socia del gimnasio de su barrio. Esta señorita necesita perder siete kilos, siete, porque este verano ha alquilado un apartamento en Cullera junto con unas amigas que enseñan el ombligo bajo la camiseta, para que se vea que no tienen lorza, o sea, para fastidiar. La señorita en cuestión tiene una lorza considerable. Y ella no quiere ser la única con lorza del grupo. Hoy es su segundo día de gimnasio y tiene cara de sufrir por las agujetas. Ahora está en una bici haciendo 10 minutos de calentamiento y mira alrededor: a unos metros de ella, está Mister Maromo 2002, que tiene bíceps hasta en los lóbulos de las orejas. La señorita no le quita ojo y piensa que cuando adelgace, quizá Mister Maromo la invite a tomar unas patatas bravas y una cañita. La señorita está siempre pensando en las patatas bravas y en las croquetas y en las cañitas y eso le produce una desazón tremenda. Mr Maromo levanta con cada brazo 50 kilos, 50, y suda un montón, y cuando para, se bebe un litro de agua de una botella. La señorita piensa que el agua es un lavatripas, puaff; prefiere la gaseosa fría. En la otra esquina, está Martinez, que a sus 48 años está hecho un chaval. Para demostrárselo a sí mismo, viene al gimnasio todos los días y luego se va a correr por el parque. Acaba de fijarse en una señorita que está en una bici y no le quita ojo porque las gorditas, ejem, hmmm, ejem, le ponen. Pero la gordita pasa de él, a pesar de que está hecho un chaval. A Mister Maromo 20002 le han empezado a salir músculos en el pelo, prodigioso. Detrás de una mesa, está el monitor del gimnasio, que no mira a nadie; él lee el Marca.

Este artículo motivó una carta muy airada del entonces presidente de la Federación de Gimnasios de Zaragoza, que consideraba que yo daba una imagen frívola y falsa de unos establecimientos que cumplen una importante labor social. Por su longitud, no reproduzco esa carta.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Querido Caos"