21/07/2002

ATASCO

UN SEÑOR QUE ES OTORRINO sale en su Audi A6 del aparcamiento de Salamero y se ve metido en un atasco que-te-cagas (con perdón). El señor se pone nervioso porque ha quedado con Ella. Ella es 20 años más joven que él y están muy enamorados. Un poco más adelante, en un Citroen Xara, va una familia montando un pollo. La mujer parece muy alterada: "Después de decirle a mi madre que no vamos con ella de veraneo, no me voy a ir con la foca de tu hermana, digo" . El marido grita: "¡Que no llames foca a mi hermana!" y ella aclara: "Cariño, no la llamo foca por el bigote, sino por su manera de ser..." ¡Es la guerra! Para desahogarse, el marido aprieta a fondo el claxon. En un Peugeaut 206, va una señorita hablando por el móvil. "Estoy en un atasco pero te quiero mucho. Precisamente hoy, que es tu cumple, felicidades, voy a llegar tarde. Oye, te quiero". De un Ibiza, salen 4 tíos muy altos, todavía con las camisetas de jugar al baloncesto. Dos se ponen en la acera izquierda y los otros dos, en la derecha; y se lanzan la pelota con precisión, con gracia. Empiezo a pasármelo pipa. El señor que es otorrino acaba de hablar por el móvil con Ella, que le ha recordado que hoy cumple 52 años; ella le hace tilín, pero eso de dejar a su mujer se lo va a pensar. La fila de coches lleva 15 minutos sin avanzar. Un pavo (que no ha sido seleccionado para Operación Triunfo) saca un radiocassette, se pone de pie encima de su Opel Corsa y empieza a cantar por karaoke: "Tú que eres tan guapa y tan lista, tú que te mereces un príncipe, un dentista..." Como muchos conocemos el estribillo, le hacemos coro. La calle toda es un atasco-party, un fiestorro para ciudadanos desesperados, cierto.

Este artículo pertenece a la sección "Querido Caos"