26/02/2006

Son como nos ven

Hola. Aquí, en el patio de un colegio un sábado por la mañana. Un partidillo de fútbol entre chavales de 10 años. Alrededor del patio, los papás de los niños. Los papás de los niños ven el partido como si estuviera jugando el Zaragoza contra el Osasuna. O sea, sacando el tema de quicio. Los ultrapapás se insultan, y dos, casi se pegan. Los niños hacen como que no ven (pero sí que ven) y corren tras la pelota.
       Y ahora estamos en el comedor de una casa y la familia cena unos sanjacobos con ensalada. Papá, mamá, la niña, el niño y la tele encendida. En medio del segundo sanjacobo, el presentador del telediario comenta con detalle unas fotos de torturas en una prisión iraquí. Después, habla de que unos escolares han tirado un monopatín a la cabeza de otro, así, para pasar el rato, lo han filmado con el móvil y luego, lo han difundido por internet. Como es televisión, se ve un trozo de la película. Es verdad, un chaval va caminando con su mochila a la espalda y le cae un monopatín en la frente y pierde el conocimiento. Por último, hay un pequeño reportaje sobre una mujer repetidamente maltratada por su pareja. Un primer plano de la mujer, con un gran hematoma junto al ojo izquierdo, ocupa la pantalla durante unos 10 segundos. Toda la familia mira electrizada la tele, mientras los papás pelan la naranja y los niños se zampan un yogur de chocolate.
       Hola, otra vez. Aquí, leyendo en la prensa que la infancia ha dejado de ser un paraíso, si es que alguna vez lo fue. Un informe del Gobierno de Aragón revela que en los colegios de la comunidad, 2 de cada 3 chavales tienen conflictos entre ellos. Ha aumentado el número de alumnos que se lo pasan pipa jorobando a los compañeros, haciéndoles la vida amarga. Se llama "violencia escolar" o "mobbing", en inglés. Han aprendido lo de "el infierno son los otros" simplemente mirando alrededor. Vale, nos ha costado pero ya lo hemos conseguido: la infancia es ya como la sociedad de los adultos, pero en pequeñito. Esa va a ser la única diferencia, me temo.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Escrito con tiza"