14/05/2006

GoyAventura, parque temático

Hola. Ya conocemos el proyecto arquitectónico que albergará el famoso Espacio Goya; ese invento semivirtual con el que se justifica el traslado de la Escuela de Arte a la margen izquierda del Ebro. imagenUnos arquitectos suizos han ganado el concurso de ideas con un proyecto que es, si no he entendido mal, una especie de parque temático dedicado al pintor, digamos un GoyAventura. En el edificio de la plaza de Los Sitios habrá cuatro salas, calificadas por los autores como "erráticas", que recrearán San Antonio de la Florida, la Quinta del Sordo, la Cartuja del Aula Dei y la Real Academia de San Fernando. Me gusta, aunque eso de que las salas sean erráticas da un poco de yuyu, como un mareo, para qué negarlo. Pero la idea no es mala y pienso que debe llevarse más lejos, me explico: si se hacen reproducciones de esos lugares, también se podrá copiar toda la obra de Goya, pero cuidadín con los copistas, que no han de ser muy buenos, no pase que el futuro visitante piense que los 4 ó 5 originales que haya sean también copias. Además, tendría que haber grupos de animación representando escenas goyescas, pero sin pasarse; escenificar "Los fusilamientos del 2 de mayo", un poner, no sería muy correcto en vísperas de la Expo. Y como el Museo Provincial va a estar unido a la Escuela de Arte, en aquel podrían reproducirse salas de los principales museos del mundo. En la primera planta, el Louvre, ¡toma ya!, con su "Monna Lisa" y su Venus de Milo bien copiadas. Y en el segundo piso, el Prado, con reproducciones de lo más selecto y más popular de la pintura española y universal.
       Pero en el proyecto hay algo que no me gusta y es una especie de chichón que le ha salido al edificio que diseñó Félix Navarro en 1908. Pues sí, en el tejado, a la derecha, los arquitectos suizos han plantado una cúpula que no pega nada; es como si un pájaro prehistórico hubiese puesto allí un enorme huevo. Ya perdonarán estos desvaríos, pero es que en Aragón, el sueño de la razón no produce monstruos; prefiere producir disparates. Nos vemos.

El 5 de mayo de 2006, el equipo de arquitectos formado por los suizos Jaques Herzog y Pierre de Meuron ganaron con su trabajo "Zaragoza" el concurso de ideas para el Espacio Goya. Su proyecto implica la modificación de la fachada del edificio actual. Se trata, una vez más, de erigir una construcción espectacular, vacía de contenido. El caso se repite—el antecedente más claro es el museo de Historia de la Ciudad—con el agravante de que aquí el patrimonio monumental de Zaragoza se altera, por no decir se destruye. Ver los artículos "Foto con un Goya al fondo" y "Goya no nació pintando".

Este artículo pertenece a la sección "Culturland"