25/06/2006

Enfados municipales

Hola. Nuestro alcalde, el sr. Belloch está un pelín enfadado con Shakira, porque en el concierto que dio en Zaragoza la semana pasada, no nombró la Expo, pero me pregunto qué habría pasado si la eximia cantante la hubiera nombrado. Probablemente, nada. ¿Quién es Shakira?, me pregunta doña Coro, jubilada ejemplar y fan de Il Divo. Renuncio a explicárselo porque da pereza explicar un mundo que cada vez se entiende menos. Un ejemplo, ya que estamos hablando del sr. Belloch: en dos años, nuestro alcaldote ha subido un 75% el recibo de recogida de basuras. Hasta aquí, bien (bien para él, quiero decir), pero lo que resulta incomprensible es que este recibo suba cuando la recogida cada vez recae más en los ciudadanos: papeles al contendor azul, vidrio al verde y plásticos al amarillo. Todo el día llevando bolsas de aquí para allá y dejando la basura bien ordenadita para reciclar. Hombre, el recibo de las basuras tenía que haber bajado, que estamos haciendo de limpiadores municipales "honoris causa".
       Lo de Shakira al lado de esto es una bobada y por eso, estamos bastante rebotados con el sr. Belloch aquí, en mi bloque. Para calentar el tema, nuestro alcaldote piensa rebajar los impuestos a los bares y cafés si cambian las sillas de chiringuito que tienen por otras elegantonas y sin publicidad. En Francia, que está ahí arriba, nada más pasar Jaca, las mesas de las terrazas sólo pueden tener publicidad en los servilleteros o en un chirimbolo que sujeta la carta, porque lo manda el ayuntamiento y no se hable más. Pero aquí, no; aquí, de pagar 250 euros por una mesa y cuatro sillas en la calle, pasarán a pagar 7, si quitan las sillas-anuncio. Todo un premio. Aquí hay un agravio comparativo muy fuerte, sin duda. Pero todo tiene arreglo, veamos: y si en vez de llevar las botellas vacías al contenedor verde en bolsas del súper, haciendo publicidad involuntaria pero eficaz, las llevamos en bolsas blancas, ¿habrá rebaja en el recibo de la basura? Me temo que va a ser que no. Al tiempo. Nos vemos.

Este artículo pertenece a la sección "Demasiado asfalto"