12/11/2006

Muchas bofetadas

Hola. Hoy es miércoles y esto es Barcelona: delante del palacio de la Generalitat, hay una manifestación de profesores protestando por las agresiones que sufren por parte de sus alumnos y, lo que es peor, por parte de los papás de sus alumnos. El tema es de meter miedo, más que nada porque indica la idea superpobretona que algunos padres tienen de lo que es la educación, de lo que es un profesor y de lo que es un hijo. Pero en medio de todo drama, siempre hay algo que da risa: las autoridades catalanas insisten en que no cunda el pánico ya que estos casos, aunque graves, son "puntuales". Hombre, gracias por la aclaración. Si los papás de cada uno de los 30 niños que hay en el aula fueran a dar un estacazo (o dos o tres, ya puestos) al profesor, iba a tener que dar clase la ministra del ramo y no creo que esté por la labor, francamente.
       Hola, otra vez. Hoy es hoy y esto es Zaragoza. Recordemos: el 8 de octubre, 7 chavales de 13 y 14 años entran en su colegio forzando una puerta y, ya dentro, se ponen a destrozarlo todo. Los pillan y dicen las criaturas que lo hicieron para tener 2 días más de vacaciones. Es un motivo, sí, pero no cuela y aquí, en mi bloque, pensamos que no había otra razón que la de juntarse la peña y pasárselo pipa en plan videojuego trepidante. La playstation, me temo, ya se ha quedado aburrida. Esa tarde de juerga ha costado (¿a quién?, conviene aclararlo) unos 60.000 euros. La primera idea que surge es que hay que expulsar del colegio a esos niños y separarlos entre sí porque, como pandilla, no son precisamente un "dream team". Así lo decidieron el director del colegio y los propios padres, pero ha llegado la DGA y ha dicho que va a ser que no, que lo mejor es que los niños sigan juntos en las mismas aulas que destrozaron, que la expulsión podría traumatizarles. Uff, no sé que duele más, si los mamporros de unos papás energúmenos o este tortazo moral al director de este cole de Zaragoza. Bofetadas por todos los sitios. Pobres profes. En fin, nos vemos.

Este artículo pertenece a la sección "Escrito con tiza"