04/03/2007

Sobre pesos pesados

Hola. En Inglaterra hay un niño de 8 años que pesa 90 kilos. El niño ha salido en todas las cadenas de televisión comiendo, que es lo que más le gusta. También ha salido su madre, que no hace otra cosa que darle hamburguesas. En el rostro de esa madre he visto algo así como una expresión de terror contenido. Para mí, que tiene miedo de que su hijo se la coma a ella. "Ven, mamá, que te voy a dar un beso" y ella va y, primero, le mete un perrito caliente (me refiero al famoso bocadillo) en la boca y después, le besa. Además, el niño padece ya retraso escolar porque se niega a ir al cole, dado que los compañeros, en un alarde de chinchorreo muy clásico, le llaman "gordo". Así que se queda en su casa delante del ordenador tragando patatas fritas. Mientras escribo esto, me temo que el niño en cuestión ya pesa 2 kilos más. imagen
        El tema es que Connor McCreaddie se ha convertido en paradigma de la obesidad en tanto que enfermedad grave pero evitable. Se trata de un mal tradicional en Gran Bretaña, donde la fruta y la verdura (salvo patatas, zanahorias y manzanas) han tenido siempre que importarse. Comer sano es allí muy caro (un melocotón = 1.50 €) y encima, a los ingleses les chiflan los rebozados, el chocolate y la cerveza. Con esos hábitos, y según un informe del Ministerio de Sanidad, se estima que en 2010 habrá 13 millones de obesos en el país. Por tanto, al gobierno de Tony Blair el caso de este chavalín le ha venido de perlas para relanzar su programa de salud, que no contempla el abaratamiento de melocotones y naranjas sino el nombramiento de una ministra de "fitness". La ministra va a imponer un lector de huellas digitales en las escuelas, de manera que si un niño se ha comido 2 palmeras, sonará una sirena. Tremendo.
        En cambio, aquí en mi bloque, la gente sigue mayormente la dieta mediterránea, pero mi vecina la Visi ya nos ha anunciado que se va a pasar a la dieta atlántica, o sea, a la gallega, que es "más rica en pescado, percebes y cigalas". Que es tonta la Visi. Nos vemos.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Las noticias me matan"