11/03/2007

Dialectotecnia

Hola. Inventada en 1994 por un periodista inglés, la palabra "metrosexual" tuvo tal éxito que convirtió en metrosexuales a miles de hombres que no lo eran. Tal es el poder de las palabras-marca, que, si aciertan, crean estilos de vida, actitudes ante el mundo y uno mismo y, finalmente, negocio, mucho negocio. "Metrosexual" definía un tipo de hombre urbano que se había apropiado de los hábitos de cuidado personal tradicionales en las mujeres. Así, sin complejos, el hombre de finales del XX empezó a usar cremas de día y, lo que es más atrevido, de noche. También cogió el gusto al bronceado artificial y al hábito de "vivir para comprar ropa", aunque de las nuevas costumbres metrosexuales, destaca, por su precio y su sufrimiento, la depilación. Sin duda, el icono global de la "metrosexualidad" es David Beckham y, a nivel nacional, quizá el futbolista Guti o el presentador Jesús Vázquez.
        imagenBueno, pues va a ser que tenemos malas noticias. La metrosexualidad ya se ha pasado de moda y, naturalmente, quien ha acabado con ella ha sido otra palabra: "ubersexual", que viene del alemán "uber" (muy, mucho) y "sexual", que viene de lo de Adán, Eva y la serpiente. La palabra designa a un hombre más natural, tipo George Clooney, que se cuida sin pasarse y que tiende al modelo de su padre sin tener las actitudes machistas de aquel. O sea, vuelve el hombre pero no el macho maloliente que cuenta chistes verderoles mientras bebe cerveza y eructa (perdón por la crudeza de mis descripciones, pero es que acabo de volver a ver a Marlon Brando en "Un tranvía llamado deseo" por la 2) Y ahora me dan mucha pena los metrosexuales que, por culpa de una palabra de "dialectotecnia" (ésta me la acabo de inventar yo), tienen que recuperar el pelo en el pecho, si es que se puede, con técnicas aún más dolorosas y caras que las de la depilación con láser. Pienso que en el tema de las tendencias de estilo, hay que recuperar las expresiones de la abuela, como "mocetón recio" en vez de "ubersexual". Es más seguro. Nos vemos.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Demasiado asfalto"