01/04/2007

Menos que cero

Hola a todos. Aquí, en el barrio, estamos todos alterados con un decreto del Ministerio de Educación que suprime el cero de las calificaciones en la enseñanza obligatoria. En Madrid, ha habido una reunión y después de 2 horas de discutir sobre la educación en España, ha salido un funcionario y ha comunicado a la prensa lo siguiente: "Queda abolido el cero". ¿Se puede hacer esto?, me pregunto. Menos mal que no han suprimido el 9, porque me quedo sin cumpleaños. En fin, me he llevado un disgusto porque a mí, el cero me gusta n montón. Desde un punto de vista gráfico, es muy bonito, como un redondel un pelín amelonado, y si consideramos su significado, todavía más bonito. El cero es un punto de partida, una página en blanco, una pista de despegue, allí donde nace la esperanza de alcanzar un cinco, un siete, un diez. Se dice "partir de cero". Ahora, habrá que decir "partir de uno" y eso es trampa. En las próximas olimpiadas, habrá carreras de 99 metros, ya que les hemos regalado uno sólo por apuntarse.
        Pero no nos perdamos la justificación que da el Ministerio para tan radical medida. Dicen que es imposible que un alumno saque a final de curso un cero porque algo tiene que haber aprendido, por lo menos hasta un uno. Uff, cómo se nota que estos políticos no han dado clase. Es frecuente el hecho de que un chico, a final de curso, sepa menos que cuando empezó. Es decir, que no tiene cero sino menos que cero. Se trata de un tipo de alumno habitual en la enseñanza obligatoria: aparece por clase cuando le apetece y cuando viene, es para enredar y, así, se va olvidando de lo poco que sabía. Pero esta fiebre abolicionista de nuestros políticos está preocupando a los del barrio, principalmente a los comerciantes. "¿Qué va a ser de nosotros si suprimen la planta baja?", pregunta angustiada la de la mercería. "¿Y el peso? ¿De entrada, te van a cobrar el primer kilo?" Me pregunta mi vecina la Visi. No tengo respuestas. Lo siento. En respuestas: cero patatero. Con perdón. Nos vemos.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Escrito con tiza"