21/10/2007

La Zaragoza de Willi

Hola, les cuento: un perro que va por la vida en busca de las verdades esenciales en vez de ir en busca de un hueso es, sin duda, un perro muy raro y, claro está, verde. Hablo de Willi (el chucho creado por el ilustrador Eduardo Flores), que, en su segunda aventura publicada, nos hace acompañarle en un viaje por la ciudad de Zaragoza, en donde espera encontrar solución a los grandes enigmas de la naturaleza. imagenWilli es un personaje pensado para niños en edad prelectora, es decir, para esa etapa maravillosa e irrecuperable de la infancia en la que los padres leen cuentos a sus hijos antes de dormir. Supongo que esas historias que alimentan los sueños de un crío pequeñajo cada día tienen un papel fundamental en el tipo de adulto que vaya a ser de mayor. Por eso, las aventuras de Willi no son cuentos para niños sino para futuros adultos, ahí está la diferencia. Sin ese infantilismo blando que caracteriza la literatura para esa edad, Willi nos va mostrando esta ciudad en un recorrido irónico y asombrado por sus lugares más emblemáticos: la Puerta del Carmen, La Aljafería, el canal, el Pilar... Se hace amigo de Rallito, uno de los leones del Puente de Piedra (creados por el escultor Paco Rallo) y de la rana Augusta, que escupe agua en las Murallas Romanas. Todo es muy familiar para los zaragozanos pero, a la vez, todo parece distinto porque, y aquí es donde está la fantasía del cuento, la ciudad que se nos muestra es la Zaragoza deseada: civilizada, limpia, llena de color y muy enrollada con el medio ambiente. En la mente de un niño, todos los deseos pueden cumplirse dado que no tiene "experiencia", que es como llaman los adultos al catálogo de decepciones que puede llegar a ser la vida. ¿Será la Zaragoza de Willi la Zaragoza del futuro? Esperemos que sí, esperemos que las optimistas postales de Eduardo Flores sean las que manden los turistas a sus amiguetes años después de la Expo. No hay que traicionar, pues, a Willi, el perro verde maño. Y buen domingo. Nos vemos.

"Willi en Zaragoza" ha sido publicado por ediciones Apila. Las ilustraciones son de Eduardo Flores, el texto de Raquel Garrido y la guía monumental de Ramón Aguirre. La primera aventura de Willi, "el perro casi verde", se publicó en la primavera de este mismo año, 2007.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Culturland"