06/01/2008

En otro mundo

imagen
       Hola. Un día, de repente, uno se da cuenta de que ya no pertenece a este mundo. Puede ocurrir por la mañana o por la tarde, mientras caminas hacia el trabajo o cuando te desperezas de una siesta. Sin darte cuenta, sientes un chispazo en tu cerebro, como producido por un cortocircuito en la zona donde se aloja la experiencia, ese trastero desordenado lleno de trozos de memoria. Así que un día, de sopetón, no tienes otro remedio que admitir que este mundo te es ajeno. A mí, concretamente, me pasó el lunes pasado y por un motivo creo que banal: leyendo un artículo de esos que hacen balance del año 2007, leí que el grupo musical más relevante del año había sido "Grande-Marlaska". Sabía que Grande-Marlaska era un juez pero resulta que también es un grupo. No tenía ni idea. Y entre los finalistas del año, en cuanto a importancia dentro del panorama musical, figuraban otros artistas como Hanna o Prin La Lá, a los que no había oído jamás. En un acto reflejo, eché una mirada a mi discoteca: un estante enteramente ocupado por compositores clásicos (todos muertos); otro, por grandes de la canción francesa (muertos o, en el caso de los vivos, octogenarios) y otro, con discos de cantantes modernos como Bob Dylan o Serrat. Me entró una depresión muy gorda porque el mundo había cambiado sin pedirme permiso.
       Por razones más serias, algo parecido le está pasando a doña Coro, mi vecina, que dice y repite que el Gobierno "ataca a la familia cristiana". Ella identifica "familia cristiana" (según la doctrina de Cristo) con "familia tradicional" pero eso, pienso, no es grave. Lo malo es que no se ha enterado de que hay otros tipos de familia (sean de católicos o de musulmanes o de agnósticos) que ya forman parte de esta nueva sociedad: mujeres solas con hijos, parejas de distinta raza o del mismo sexo o familias numerosas formadas por exdivorciados, entre otras. Está claro: el mundo ha cambiado y tampoco le ha pedido permiso a doña Coro. Ya verás cuando se entere. Nos vemos.

La imagen corresponde a un cuadro de Roberto González Fernández, de la serie "Holyrood". Ver en enlaces la página de este artista.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Demasiado asfalto"