06/02/2005

Íntimamente público

Vidas que se viven en privado y que se escriben en público. Este es el tema: en el planeta Internet, del matrimonio entre el diario íntimo y los programas de telerrealidad ha nacido un hijo, al que se le puesto por nombre "blog". Significa: "diario virtual". Antes, los diarios se escribían en secreto y se guardaban en un cajón bajo llave. A veces, muerto el autor, su diario se publicaba, comprobando que el escritor acariciaba la posibilidad de que alguien lo leyera; por tanto, su intimidad tenía más de ficción que de realidad. Y es que, al fin y al cabo, la biografía no es más que una novela en la que autor y protagonista tienen el mismo nombre y apellido.
       No siempre un diario se ha escrito secretamente. Un poner, el poeta Andrés Trapiello lleva años publicando uno, titulado "Salón de pasos perdidos". Para que una editorial te publique lo que piensas cada noche, es imprescindible que escribas tan bien como Trapiello. Pero si algo han demostrado programas como "Gran hermano", es que no hacen falta cualidades especiales para ser famoso y gozar del éxito. Basta con exhibir tu intimidad. El éxito de "Gran hermano" se debe a que seguimos la evolución íntima de un desconocido, que sólo ofrece su privacidad como materia de espectáculo.
       Pero si las editoriales no publican tu diario y si no has sido seleccionado para Gran Hermano, siempre te queda el "blog". Se trata de colgar en Internet tu diario personal para que todo el que quiera lo lea e, incluso, opine sobre él. "Diariodeunasoltera", se llama el más visitado en el portal Ya.com. La soltera opina de los hombres, escribe sobre trapos y da recetas. Jorge, nuestro quiosquero, va a colgarse un "blog", que va a llamar "psicoquiosco". El lo justifica diciendo que cuando escribe cartas al director del periódico, no se las publican o se las cortan. Así que en el "blog" va a dar sus opiniones sobre política y cine, y va a dar consejos psicológicos a la gente, "que anda muy perdida últimamente". Y tanto. Bueno, a pasar buen domingo.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Demasiado asfalto"