18/07/2008

Welcome to the cabaret

Un señor natural de Calahorra (La Rioja), aunque ahora residente en Bilbao, se acaba de enamorar a primera vista, víctima de un flechazo en principio indoloro, de Fura, una bellísima trapecista de alas invisibles. Fura sube por una cuerda hacia un trapecio y sube como atraída hacia un agujero negro en los confines espaciales de la Expo. La excitación emocional que provoca en el señor de Calahorra, y probablemente en más espectadores, se intensifica con la música que acompaña su número: la voz de Cesaria Évora y una composición de Goran Bregovic para "Underground", el film de Emir Kusturica. imagenNada es casual: en esa controvertida película, Kusturica recreó 50 años de la historia de Yugoslavia y el espectáculo en el que Fura baila colgada de las estrellas transcurre todo él en los Balcanes.
        El grupo granadino Lavi e Bel se monta un cabaret global y trashumante en barco, como ellos dicen, aunque yo diría que es en carromato, por el tiempo y por el mundo con una desfachatez plástica y teatral que da gusto. Su estética chillona y decididamente cutre le sienta bien a una Expo que puede acabar resultando de una pulcritud empalagosa. Cada 10 días, su caravana se detiene en un lugar distinto: España, Berlín, la Europa del Este o el exótico Oriente. Son siete actores y tres músicos, además del equipo técnico y de la cabra; porque tiene que haber una cabra, aunque no salga a escena, como en muchas películas de Kusturica.
        El público se ríe y se lo pasa pirata. Tiene su mérito, ya que algunos han estado más de una hora haciendo cola. Y repetirán, porque en cada estación de la ruta, Lavi e Bel invitan a un artista distinto, ajeno a la compañía. En el cielo de los Balcanes, la invitada es Fura. Un señor de Calahorra va a regalarle una caja de tinto de crianza y un trapecio de plata. Pero ella ha desaparecido, dormida sobre una nube de latex y lluvia fina (a saber si es cúmulo, estrato o nimbo) mientras el resto de la compañía sigue abajo haciendo el ganso. Y que no pare.

Este artículo pertenece a la sección "EL GRIFO los artículos de la EXPO2008"