31/07/2008

RÍOS DE FADO

imagen
       Hola, aquí, comiendo pasteles de crema, hmm. En buen momento (o en malo) descubrí que en el bar-restaurante del pabellón de Portugal los hacen como en Belem, a 6 kilómetros de Lisboa. En Belem, está el monasterio de los Jerónimos, que es impresionante, y hay un obrador famoso en el mundo entero por sus pasteles. Los turistas van allí orientados por planos y folletos; yo llegué todo derecho guiado sólo por el olor a hojaldre, tal es el vicio.
       O sea que estoy aquí, relamiéndome, hmm, mientras tomo notas para un articulillo sobre Portugal. Primera anotación: el portugués tiene la palabra más bonita del mundo, que es "saudade". Fernando Pessoa escribió: "Mi patria es la lengua portuguesa". No me extraña nada que escribiera eso. Atención: un pavo que está detrás mira descaradamente lo que estoy escribiendo y, en perfecto español, me suelta: "Por favor, si va a escribir sobre Portugal, no mencione a Pessoa ni hable de saudade, que ya vale". Flipo, porque los portugueses son gente extremadamente educada. El entrometido se llama Ferreira, creo que Luis. Sostiene Ferreira que Portugal vende melancolía y cierta decadencia como atractivos turísticos. Nanay, en la Expo no es así. Para el pabellón, se ha elegido la vanguardia minimalista que caracteriza la nueva arquitectura del país. Y uno se pasea como por un esquema dibujado sobre papel de los tres ríos importantes que compartimos: Tajo, Duero y Guadiana. Compartimos muchas más cosas pero Portugal es bipolar: mola su "saudade" y mola su marcha; molan sus fachadas antiguas y sus edificios ultramodernos. Y justo ahora, por los altavoces suena la voz de Mariza, que es la fadista que más veces sale en "Fados", la película de Carlos Saura. Si gusta la peli que este director ha hecho sobre Aragón, hay que ver la que hizo sobre Portugal; en ambas ha puesto el mismo amor. O sea, que también compartimos a Saura. Pero los pasteles de crema no los compartimos; quiero decir que éstos me los como yo, si no les parece mal.

Este artículo pertenece a la sección "EL GRIFO los artículos de la EXPO2008"