22/08/2008

Rupturas anunciadas

imagen
       Todos hablan del rollo romanticón de la Expo, de que continuamente se hacen nuevas parejas y eso. Pues sí, claro, normal: la música es bonita, la temperatura es agradable y hay mucha gente en el mismo sitio. Pero nadie quiere informar de las rupturas, que también las hay. Asumo el marrón y les cuento: Caso 1) Martín, profesor ayudante de universidad, está con su pareja, un tal Alex, empleado de una tienda de informática, a punto de entrar en Aguas Extremas. Les acaban de dar unos chubasqueros azules ya que dentro vivirán tormentas y huracanes. imagenMartín, que es una persona culta (experto en ópera italiana y gran coleccionista de fósiles) tiene un punto flaco: está excesivamente pendiente de su propia imagen. Y, francamente, enfundados en ese chubasquero, ambos parecen los parientes frikis de los Pitufos. Hasta aquí, nada, pero Alex, sin avisar, le hace una foto a Martín con el móvil. "Oye, que borres esa foto ¡ya!", algo a lo que el otro se niega: "Es un bonito recuerdo de la Expo, tío. ¡Jxdxr, qué genio!" Martín sabe, y sabe bien, que en media hora, no más, Alex distribuirá esa foto por los teléfonos de un grupo selecto pero numeroso de conocidos. De aquí a dos semanas, esa pareja romperá definitivamente.
        Vamos con el caso 2: Lola y Javi, vecinos de Zaragoza, están a punto de terminar su segunda jornada en la Expo y a ella, se la ve mosqueada. Han visto muchos pabellones, incluso el de España, pero Javi ha dedicado más tiempo a pedir información a las azafatas de cada uno de ellos que al contenido. La gota que ha desbordado el vaso ha sido el intercambio de direcciones de mail entre él y una morena de un país centroeuropeo. "Es que me va a mandar detalles de hoteles y monumentos importantes de su tierra, por si vamos", se disculpa ante su novia. Uff, qué raro, porque Javi es un tío al que es imposible hacer que viaje. Basta con decir que, en los tres últimos años, sólo se ha movido para ir a las fiestas de su pueblo, que son para San Roque; y eso, porque su madre se lo ha pedido. Tristemente, esta pareja también se romperá de aquí a un mes. Son rupturas anunciadas; cosas que, aunque nos duela decirlo, también pasan en la Expo. ¿No me creen? Pues allá ustedes. Nos vemos.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "EL GRIFO los artículos de la EXPO2008"