28/11/2004

Fiebre de noviembre

Me dan tristeza esas muchachas borrachas que, en grupos, lanzan dardos de rímel a los muchachos borrachos. Me ponen triste los muchachos borrachos que, en grupos, disparan flechas de brillantina a las muchachas borrachas. Es sábado y anochece y nubes de erotismo etílico y torpe caen sobre el tranquilo barrio de casas bajas que hay entre San Juan de la Cruz y la ladera del Huerva. Se prepara el asalto a la Zona, al otro lado del puente llamado "de los gitanos". Una muchacha borracha escribe con aerosol en una pared "Todos los hombres son una mierda" mientras sus amigas, con minifaldas simbólicas, la miran admiradas. A sus 14 años, ella ya es una líder.
       No lejos de allí, en la calle Bretón, hay un bar, el "Romareda", que es un museo popular del Real Zaragoza. Son las 9 pasadas y no cabe un alma porque televisan el partido Real Madrid-Barcelona. Casi todas las almas son "culés" y la emoción de ver al Barça ganar no les impide dar gusto al cuerpo que habitan: el dueño no para de servir cañas y patatas asadas. La fiebre sube en un mundo de perfecta armonía y en una mesa, una pareja se besa para celebrar un gol de Eto'o. Él es tan "culé" que tiene un juego de sábanas con el escudo del Barça bordado y ella todavía es más "culé"; tanto, que piensa que, después de su novio, Ronaldinho es el más guapo del mundo.
       No lejos de la calle Bretón, unos 200 bárbaros avanzan destrozando muebles, rayando escaparates y pintando en los cristales cosas como "Policía asesina". Pero la policía se limita a observarles. El imperio romano vuelve a caer en manos de los Hunos mientras la guardia pretoriana saca brillo a sus escudos. La gente se desespera viendo como se atacan sus fincas y comercios, precisamente cuando el César acaba de subir los tributos un 25 por ciento.
       Las muchachas y los muchachos borrachos se besan en los portales de la calle Moncasi. El Barcelona ha ganado 3-0 y unos novios lo celebran enamorándose más. Y un encapuchado grita: "¡Quemad bancos!". El mismo sábado, la misma noche. Noviembre.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Querido Caos"