24/08/2008

Morir al palo

Hola a todos. Nada nuevo bajo el sol de agosto: otra vez nos han metido una mala noticia de tapadillo, aprovechando que el personal está de vacaciones y sin prestar atención a las cosas que de verdad le afectan. imagen El tema es que la empresa española Spontex ya no podrá fabricar mochos de fregona para cualquier tipo de palo. Vileda, que es alemana, hace mochos que sólo se pueden acoplar, haciendo click-clack, a palos de su propia marca. O dicho de otro modo, si ya tienes un palo de Vileda hay que usar siempre sus mochos. Los de Spontex se pusieron a fabricar mochos más baratos tanto para palos con rosca como de click-clack y Vileda se pilló un rebote, llevó el tema a juicio y lo ha ganado. Me imagino a los jueces discutiendo este tema, tan marujil, con toga. El juicio se tenía que haber celebrado en un rellano de escalera, digo.
        Pero es un tema grave, que añade más tensión todavía a nuestras vidas. Recordemos: un día, hay que cambiar el mocho, que está que da asco; vas al súper y te compras 2 por el precio de 1 (ofertón de la semana) y vuelves a casa tan contento. Lo primero que haces es acoplar el nuevo mocho al palo y que no, que no hay manera, que una cosa es de click-clack y la otra, de rosca. Bajas al súper a cambiarlo: "¿Ha traído el ticket?" "¿El ticket?, ejem, pues no sé dónde lo tengo." Te pones a rebuscar por los bolsillos mientras los que están en la cola de caja te miran como a un desdichado infeliz, quizá conflictivo. No encuentras el ticket, no puedes cambiar el mocho (¡un pack de 2x1!), tienes que comprar otro palo. Lo que te queda del día ya sólo será ansiedad y bajones de autoestima. La justicia da la razón a una empresa sin tener en cuenta a las personas humanas que friegan y de ahí, saco dos conclusiones: 1) creo que los jueces no pasan la fregona jamás (cero experiencia en palos y mochos) y 2) la máxima que rige nuestra existencia en esta civilización siempre es la misma: si podemos hacernos la vida difícil ¿para qué vamos a hacérnosla más fácil? Nos vemos.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Las noticias me matan"