16/11/2008

Sergio Algora; música para un guateque sideral

imagenConocí a Sergio Algora (Zaragoza, 1969-2008) cuando él pinchaba discos en el Sopa de Letras, un pequeño y muy original bar de Zaragoza, que abrió en una estrecha calle frente al Colegio de Arquitectos (y que luego se convertiría en La Caja de los Hilos de la calle Manifestación). Por aquel entonces ya no quedaba nada de El Niño Gusano, el grupo que dio fama a Sergio. Luego, le seguí tratando en la FNAC, donde creo que fue jefe de la planta de música e imagen. Y estuve dos o tres veces en su bar, el Bacharach.
       De Sergio, tengo el recuerdo de una persona muy agradable, muy culta y de unos modales exquisitos. Escribí dos pequeños artículos sobre él. El primero fue una reseña ("un breve", en lenguaje periodístico) para El País de su libro Paulus e Irene. Los de El País lo publicaron inmediatamente y eso que yo no hacía reseñas de poesía (ésta fue la primera). Creo que a Sergio le gustó. Lo que me consta que no le gustó nada fue mi segundo artículo, Bailongo, una "columna de costumbres" para Heraldo dentro de mi sección La Crónica. Aunque Sergio y yo coincidíamos bastante en gustos literarios y musicales (por ejemplo, en cuanto a la canción francesa), a mi me hacía mucha gracia el que fuera tan crítico y tan exigente con la obra de los cantantes y grupos de su generación y, a la vez, sintiera tanta veneración por la música basura de los 60, ese pop de cara B que en aquellos años se juzgaba como simplón y aburrido.
       Intercambiamos discos y una vez le presté "Música para un guateque sideral", un EP de ritmos electrónicos de 1964. Recuerdo su entusiasmo al escucharlo; lo celebró como si fuera todo un descubrimiento arqueológico. A partir de entonces, fui desenterrando para él mi vieja discoteca de vinilo, que él se pasaba a CD.
       Por muchas cosas, Sergio Algora pertenece a ese tipo de personas que se convierten en absolutamente imprescindibles cuando faltan. Yo también le echo de menos.

jmheraldo@hotmail.comImprimir

Este artículo pertenece a la sección "Escritores aragoneses"