11/01/2009

No más anuncios

imagen
       Hola. Sí, ya sé que Nicolás Sarkozy no es el presidente del gobierno de España pero en los foros de Internet se insiste tanto en que Zapatero quiere parecerse a él que pienso que todo lo que hace don Nicolás forzosamente ha de influir en don José Luis. Bueno, ya saben que se han muerto las ideologías, o sea que todo es desconcierto; no recuerdo muy bien de qué partido es Sarkozy (creo que pertenece a la derecha conservadora) y, de verdad, tampoco estoy muy seguro de cuál es Zapatero; si no me equivoco, creo que es socialista, sobre todo porque se mete mucho con Rajoy, que es del Deportivo de La Coruña. Aunque parezca extraño, insisto, se dice que nuestro presidente lleva fotos de Sarkocy en la carpeta (al lado de unas pegatinas del doctor House). Bueno, me parece muy bien porque la televisión pública francesa acaba de eliminar la publicidad del horario de máxima audiencia. Venga, a ver si vamos tomando ejemplo. En España estamos tan acostumbrados al abuso publicitario en la tele que pensamos que los programas consisten en una sucesión de anuncios interrumpida por molestos trozos de película. Pues sí, es muy irritante que estemos viendo a Fernando Alonso enseñándonos el reloj que lleva en la muñeca y que, de repente, salga Robert de Niro hablando de sosadas con Billy Crystal, un poner, por una calle de Nueva York. ¡Acabemos con el cine, pues, que nos interrumpe la publicidad!
        Hablando ya en serio: don José Luis, si don Nicolás puede, usted también. Veamos cómo lo ha hecho él. El estado dará a la tele pública 450 millones en 2009 como compensación por la falta de ingresos por publicidad. A su vez, el estado sacará ese dinerazo de un impuesto a las cadenas privadas que, para que no se reboten, podrán aumentar el tiempo de anuncios por hora. Eso sí, los espectadores de France Televisions (el equivalente a nuestra TVE) tendrán que modificar sus hábitos porque se acabaron ya esos viajes al baño, esas excursiones a la cocina a por chocolate; si lo sabré yo...

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Las noticias me matan"