08/02/2009

Prejuicios

imagen
       Hola. ¿Es verdad eso de que los catalanes son agarrados? ¿Y los gallegos son tan desconfiados como dicen? ¿Están los andaluces siempre contando chistes y echándose una siesta? ¿Y los aragoneses? Pues eso, noblotes pero cabezones. Una película francesa, titulada "Bienvenidos al Norte", que ha tenido un enorme éxito en Francia y en los Países Bajos, nos muestra que lo de los prejuicios entre regiones no es una afición exclusivamente española. El tema es interesante por lo que tiene de atávico, de incoherente con la Europa moderna en la que vivimos. Nadie pone en duda que ahora viajamos más que nunca lo hemos hecho, y que, por tanto, nos conocemos mejor. Pero seguimos aferrados a nuestros prejuicios. El prejuicio (una opinión generalmente negativa acerca de algo de lo que no sabemos demasiado) se instala en nuestro cerebro con pasmosa facilidad porque nos evita el trabajo de pensar y nos simplifica la comprensión del mundo. Además, pienso que las ideas preconcebidas sobre los vecinos cumplen un papel expiatorio, haciendo aumentar nuestra autoestima, porque si vamos asignando defectos a los que nos rodean, al final, para nosotros, sólo nos quedarán las virtudes.
        En "Bienvenidos al Norte", un funcionario de correos es destinado forzosamente a la región del Pas-de-Calais, junto al canal de la Mancha, lo que en su familia supone una tragedia ya que los franceses del sur creen que ése es un territorio inhóspito, cuyos habitantes son una especie de bárbaros que, encima, hablan una lengua rara, el "ch'ti", en la que el sonido de la S es reemplazado por el de la CH (no dicen "soy yo", sino algo parecido a "choy yo"). Partiendo de sus propios y muy asentados prejuicios, el funcionario inicia la aventura de convivir con los "ch'tis", de conocerlos, de ir aceptando sus diferencias. La película es una comedia divertida, a veces un pelín desaforada, pero muy seria en el fondo: pretende liberarnos de nuestra tendencia a exigir a los demás que sean como nosotros. Qué aburrimiento, ¿no?, si fuera así.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Demasiado asfalto"