23/01/2005

Divino tesoro

Hola. A las 8 de la mañana, una chica me regala un periódico al pie del autobús. Ella sonríe. Yo llevo cara de palo. Ella tiene 20 años y yo, ni te cuento. En el autobús, todos tienen cara de palo, o sea que no llamo la atención. Compruebo que la chica no me ha regalado el periódico sólo a mi; se lo ha regalado a todos. Qué malos son los celos, digo. Abro el periódico y leo que los jóvenes españoles son muy felices. Lo dice una encuesta del ministerio de Trabajo. En Francia, les pagan la mitad de la vivienda y en Escandinavia, les dan un sueldo por estudiar. Aquí, les da una propina su padre y sopa y croquetas, su madre, y son felices que no veas. En el autobús, todos estamos leyendo la encuesta sobre los jóvenes con gesto de muermo y es que nadie tiene menos de 30 años, edad en la que el "divino tesoro" empieza a irse para no volver.
       Veo este tipo de encuestas muy necesario porque si no se hacen, no te enteras de lo que piensan los jóvenes, que son muy reservados. Los padres les preguntan: "¿Y adónde váis a ir esta tarde?" y ellos contestan: "Por ahí". Cuando vuelven, los padres les preguntan: "¿Y dónde habéis estado?" y ellos contestan: "Por ahí". Así que únicamente a través de las encuestas nos enteramos de que los fines de semana, casi un 40 % se va de bares y sólo un 1, 2 va a misa. Uff, los jóvenes y la iglesia no se entienden: un 60 % confía mucho en las ONG pero sólo un 18 lo hace en la Iglesia Católica. Increíble, ¿no?, con el rollito tan moderno que se llevan los obispos con lo del preservativo. Bueno, otro tema es la tabla de valores que se gastan los pipiolines. Un poner: un 85 % ve muy mal lo de ir en moto sin casco; más del 50% no ve mal lo de robar alguna cosilla en un gran almacén y a casi un 80% le parece estupendo fumarse un porrete de vez en cuando. Ningún hijo le cuenta esto a su padre y, si no fuera por las encuestas, los hijos serían unos desconocidos. Anda, ve a preguntarles algo: o llevan los cascos puestos o están hablando por el móvil. Vale, nos vemos.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Demasiado asfalto"