08/03/2009

Dulce Jane Birkin

imagenHola. Fue a finales de los sesenta cuando el director de cine Michelangelo Antonioni rodó "Blow up". La historia, basada en un cuento de Cortázar, partía de un hecho inquietante: cuando un fotógrafo ampliaba unas imágenes captadas en un parque de Londres, descubría que, entre el follaje, podía verse un cadáver. Trataba, pues, de los sutiles límites entre realidad y apariencia y del deber de traspasar la superficie de las cosas para buscar la verdad. Es probable que entonces no todos vieran el conflicto moral que "Blow up" planteaba y que se quedaran únicamente con las provocadoras escenas que contenía. Entre ellas, había una en la que dos mujeres muy jóvenes se revolcaban con el fotógrafo sobre un gran rollo de papel, mientras se iban quedando sin ropa. Una de ellas era Jane Birkin. Nadie podía imaginarse que aquella inglesita guapa y larguirucha iba a darnos, casi 40 años después, un disco tan hermoso como "Arabesque", en el que cantaba temas muy franceses, compuestos por el que fue su marido, Serge Gainsbourg, con arreglos muy árabes. No era su primer disco pero sí el que le hizo ganar el respeto definitivo del público y el de sus colegas.
        Entonces, cuando yo escuchaba "Arabesque", no podía imaginarme que este miércoles pasado iba a verla sobre un escenario en Zaragoza. Nacida en 1946, conserva el encanto y la voz de una adolescente. Triunfó, pero creo que es exagerado considerarla como una de las grandes de la canción francesa aunque sí es cierto que ya tiene un lugar propio en las faldas de una cumbre que estará ocupada eternamente por Edith Piaff, Juliette Greco y Barbara. Muertas las otras dos, la Greco, ya octogenaria, sigue actuando y llenando teatros. Son ella y Charles Aznavour los únicos que quedan de la época gloriosa de "la chanson". Pero "la chanson" sigue muy viva porque en Francia los cantantes jóvenes no han dado la espalda a su música más tradicional y eso ha sido gracias a una generación intermedia, la de Françoise Hardy, Jacques Dutronc, Henri Salvador o la dulce Birkin, quien actuó aquí el otro día con el espíritu de Serge Gainsbourg a su lado y con la Greco, Brassens y Sacha Distel sonriendo contentos al fondo. Porque el viento del norte va a seguir moviendo, durante mucho tiempo, las hojas muertas. Nos vemos.
       
       Las diez mejores canciones en francés, creo. / The ten best songs in French, in my opinion. / Les dix meilleures chansons en français, à mon avis.
       
       1. Avec le temps. Leo Ferré
       2. Que reste-t-il de nos amours. Es una canción de Charles Trenet, cantada por casi todos. Es muy buena la versión de Sacha Distel y maravillosa, triste y sensual, la de Joao Gilberto. Caetano Veloso y Françoise Hardy también la cantan.
       3. Les feuilles mortes. Hay muchas versiones, tanto en francés como en inglés ("Autumn leaves"). Las mejores en francés siguen siendo las de Yves Montand y Juliette Greco y en inglés, mi predilecta es la de Eva Cassidy.
       4. La javanaise. Esta canción, que Serge Gainsbourg escribió para Juliette Greco, se ha convertido en un auténtico clásico, con un número creciente de versiones. Mi preferida es la de Claude Nougaro. Y hay que escuchar, es obligatorio, una emocionante versión a capella que hace Jane Birkin en su disco "Arabesque". La más reciente que he oído es una muy interesante de una cantante jovencísima, Pauline Croze.
       5. Il n'y a pas d'amour hereux. Georges Brassens es la referencia pero no hay que dejar de lado la versión que hace Françoise Hardy; se la apropia de verdad.
       6. La chanson des vieux amants. La versión de su autor, Jacques Brel, es inevitable y la de Juliette Greco, llena de fuerza y melancolía, hay que tenerla en cuenta. Una de las últimas versiones es también una de las mejores, me refiero a la que hace la española Paloma Berganza con el trío de Horacio Icasto.
       7. Nantes. Barbara.
       8. Il est cinq heures, Paris se lève. Jacques Dutronc.
       9. Verlaine. Charles Trenet
       10. Salle d'attente. Edith Piaff

COMENTARIO de Fernando Villacampa (09 de marzo de 2009): A propos del apéndice a tu Crónica de hoy. Hacer una lista de "los diez mejores..." de lo que sea es tan complicado como hacer una antología poética. Haces bien en añadir el "creo". La mía no coincidiría con la tuya (empezando porque sería incapaz de reducir a 10 las que más me gustan), pero en ese tema tú estás mucho más puesto que yo. En cualquier caso, un par de observaciones se me ocurren:
       - Parece raro que no incluyas Ne me quitte pas (teniendo en cuenta que hablas de canciones en francés, no de autores franceses).
       - Sólo de Brassens, ya me resultaría dificilísimo quedarme con sólo diez. Pero puestos a ello, creo que preferiría una compuesta íntegramente por él, letra y música. Il n´y a pas d´amours heureux, la letra es de Louis Aragon.

Este artículo pertenece a la sección "Escenarios"