22/02/2010

Clara Sánchez o Réquiem por el Premio Nadal.

La ganadora del premio Nadal en 1959, Ana Mª Matute, escribió 35 años después: "Sigo pensando que es un premio honesto, muy sólido y con una gran solera". No creo que pudiera decir lo mismo ahora, ya que corre el rumor, difícilmente demostrable pero bastante verosímil, de que el otorgado en 2010 a Clara Sánchez estaba pactado de antemano. Probablemente, "Lo que esconde tu nombre", una historia sobre nazis agazapados en un dorado olvido, sea una buena novela. Sánchez es una escritora de mucho oficio, diestra en la creación de personajes, que suelen moverse con ambigüedad en los límites de la inocencia, y muy hábil en la escritura de diálogos. Pero el tema no es la señora Sánchez sino la traición que el Premio Nadal parece haber hecho a su historia.
        Este premio se concedió por primera vez en 1944, recayendo en Carmen Laforet, una desconocida de tan solo 23 años. "Nada" fue una novela que revolucionó la narrativa de la postguerra y que, todavía hoy, conserva su capacidad de conmover. Tres ediciones después, el Nadal nos descubría a Miguel Delibes con "La sombra del ciprés es alargada", pero fue en 1955 cuando se premió una novela que causó un enorme impacto en nuestra literatura: "El Jarama", de Rafael Sánchez Ferlosio, una crónica del "no pasa nada" mientras está pasando todo. Su novedoso objetivismo y su maestría para provocar interés creciente en el lector a partir de elementos muy banales fijaron nuevas reglas para el realismo español. El Nadal siguió orgulloso con su trayectoria de calidad, con altibajos, como es inevitable, y en 1994 volvió a dar otra de sus maravillosas campanadas aunque, esta vez, no fue con la novela ganadora sino con la finalista: "Historias del Kronen", de José Ángel Mañas. Como Laforet, Mañas tenía 23 años y desveló una nueva realidad social, ausente hasta entonces en la literatura, y abrió la puerta a una generación de autores muy jóvenes. Y es que el prestigio del Nadal se basaba en descubrir tendencias, antes que en descubrir escritores. Pero ahora se ha rendido a criterios exclusivamente empresariales, copiando los productivos modales del Planeta. Ya no quedan premios literarios, pues, sino tan solo campañas publicitarias. Una pena. Nos vemos.
        La escritora Clara Sánchez ha ganado el premio Nadal 2010 con su novela "Lo que esconde tu nombre". Pinchando aquí, puedes ver una larga reseña sobre su obra más importante hasta la fecha: Últimas noticias del paraíso, publicada en Revista de Libros nº 47.
       
       Este artículo se ha publicado en la sección MARCA AL AGUA de las páginas de opinión de Heraldo de Aragón. Si quieres añadir un comentario en este blog, tienes que enviarlo por email a jmheraldo@hotmail.com

COMENTARIO de Oscar Palazón (23/02/2010): No sé si el premio Nadal de este año estaba pactado de antemano o no, pero quizás te interese saber que publiqué una novela con un argumento muy parecido un año y medio antes que "Lo que esconde tu nombre". Aquí tienes toda la información:
       http://opalazon.blogspot.com
       
       COMENTARIO de Fernando Villacampa (23/02/2010): Después de haber leído tantas Crónicas tuyas estando de acuerdo prácticamente al 100%, por fin, ¡ya era hora!, encuentro una, la última, con la que estar disconforme. No con el contenido general, desde luego, sino con lo de la "maravillosa campanada" que según tú supuso "Historias del Kronen". Cuando aquello éscribía yo en el suplemento cultural de La Nueva España. La reseña que escribí sólo contenía una suave crítica, porque el autor era primerizo, y la títulé algo así como "Lo que los hijos no nos cuentan cuando vuelven a casa". Pero en realidad me pareció un bodrio bastante cargante, lleno de tópicos y con una estructura narrativa demasiado básica. Y me temo que si la releyera hoy me parecería aún peor. Va a ser que me he vuelto viejo. En fin, sobre gustos.

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Culturland"