16/08/2010

Visi en la playa (3) o La Visi y los ecopijis.

Hola. La Visi vuelve a atacar vía email: "No todo es tranquilidad aquí, en Cambrils. Ayer mismo tuve una pesadilla en la siesta. Soñé que el Parlament prohibía la pesca en el litoral catalán, pues no era civilizado permitir la larga agonía de los peces fuera del agua para que, al final, nos los comiéramos entre risotadas y con vino y gaseosa. Así que, sobresaltada, me levanté y puse a toda la familia en marcha para ir a cenar salmonetes al barrio pesquero. Me dije a mi misma: mientras la prohibición llega o no llega, yo me pongo morada. Pero mi subconsciente no ha asimilado completamente la abolición de las corridas de toros en Cataluña y así pasa que tengo miedo a que prohibir se convierta en una actitud progre y cool. Pues sí, me dan pavor los ecopijis, que están surgiendo como setas. Yo, de ecopiji, nada de nada; que riego mis macetas y les hablo y les pongo música cerca con el transistor, pero que luego me como un lenguado o unas chuletas sin asomo de culpa, créeme.
        El caso es que para cenar, además del pescado, nos pusieron una fuente grande de ensalada en el centro. Y mi cuñada no tardó nada en ponerse impertinente: "Pero, Visi, hija, que te estás comiendo todas las olivas... Deja alguna para los demás". Y así todo el rato. Pero, mira, sinceramente, esta vez tenía razón, porque pensé que para que se las comiera ella todas, me las comía yo. Es que este mundo es muy terrible y necesitas un poco de egoísmo para sobrevivir, ¿no te parece? Y mi cuñado ahondó en la herida: "¿Sabes, Visi, que para que te comas esas olivas, antes han golpeado sin piedad las ramas del árbol? Si vieras la paliza que le dan al olivo con unas varas largas, a ti no te quedarían ganas de probar ni una aceituna". Lo que te dije, ya tenemos un ecopiji en la familia. Desesperante panorama.
        ¿Y sabes que las nuevas marquesinas del tranvía de Zaragoza tendrán plantas en la cubierta? Creo que son plantas crasas, que necesitan poco mantenimiento. Pero las crasas son las preferidas de los pájaros, porque tienen mucha agua, y se las comen sin remordimientos. Espero que no se fijen en ellas las palomas. No sería bueno tener palomas instaladas en las paradas del tranvía; tú ya entiendes por qué lo digo. Pero me callo, que luego viene mi cuñado y me dice que no defiendo el ecosistema. Y vale por hoy, que me estás haciendo escribir mucho". Aguántala. Y nosotros, nos vemos.
       
       Este artículo se ha publicado en la sección MARCA AL AGUA de las páginas de opinión de Heraldo de Aragón. Si quieres añadir un comentario en este blog, tienes que enviarlo por email a jmheraldo@hotmail.com

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Visi, Rubén y otra gente de mi bloque"