22/08/2010

Visi en la playa (4). O la Visi entra en la política municipal.

Hola. De los emails que he recibido de mi vecina Visi esta semana, selecciono el más alarmante: "Buenos días, vecino. Ya perdonarás que lleve dos días sin escribirte, pero es que ayer nos fuimos de excursión a Tarragona a ver qué tal eran allí las rebajas. Igual que en todas partes, créeme; lo que gusta sigue siendo caro. Además, yo tenía la cabeza en otra parte, ocupada en cosas de más relevancia. Te explico: leyendo un periódico de hace poco, me entero de que el Ayuntamiento de Zaragoza ya está preparando el proyecto de una línea de metro de este a oeste de la ciudad. Mira, cuando lo leí, me entró un sofoco muy grande. No tenemos dinero para nada, no hemos acabado la primera fase del tranvía y Dios sabe cuándo se podrá empezar la segunda y ahora nos vienen con el metro. ¡Qué agobio y qué locura! Y, encima, ya han encargado los estudios previos, que nos van a costar ¡trescientos mil euros!. Yo me he dicho: Visi, en ese ayuntamiento hace falta alguien con sentido común, alguien maduro e inteligente que aporte sensatez. Y, por tanto, he decidido presentarme a concejal. Yo alucino, la verdad. ¡Qué tenga yo que dedicarme a la política! ¡Cómo si tuviera pocas cosas que hacer! En fin, el problema es que no sé por qué partido presentarme, que no me gusta ninguno. He pensado en los Verdes, pero mi cuñada trata de quitarme la idea: "Hija, para cuatro macetas que tienes..." Mira, quizás tenga razón y, además, lo mío es ir siempre de independiente.
        Creo que en la política tengo futuro, porque soy muy auténtica y hoy el principal problema de los políticos es hacer creer al personal que no mienten cuando dicen que no mienten. Es una cuestión de credebilidad, perdón, de credibilidad. Aunque, por otro lado, parece ser que la honradez no da votos y que los corruptos se mantienen en el poder sin dificultad. No sé, ya veremos qué pasa. Desde luego, lo que yo voy a aportar es un look diferente, muy distinto al de mis competidoras, que se visten como señoronas pacatas. Creo que llevaré ropa más escotada porque pienso que dos centímetros de canalillo pueden dar muchos votos. Ya sé que me van a criticar por esto que digo, pero si a los tíos les das fútbol y canalillo, enseguida arrinconan las ideologías. Lo sé por mi Rubén. ¡Pobres ideologías; no quisiera ser yo una de ellas! Y te dejo. Los del bloque, cuidaos mucho". Y nosotros, nos vemos.
       
        Este artículo se ha publicado en la sección MARCA AL AGUA de las páginas de opinión de Heraldo de Aragón. Si quieres añadir un comentario en este blog, tienes que enviarlo por email a jmheraldo@hotmail.com

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Visi, Rubén y otra gente de mi bloque"