19/09/2010

Orgullo oscense. "Los chicos de provincias somos así", de Orencio Boix

Hola. No sé si se han dado cuenta del auge de los documentales de 'bustos parlantes'. Es un género de raíces televisivas que, centrándose en un tema o en un personaje, consiste en una selección de testimonios intercalados con imágenes de archivo y vídeos caseros. Generalmente en primer plano, distintas personas exponen ante la cámara sus recuerdos y sus opiniones, produciendo sensación de veracidad pero, también, haciendo dudar sobre la naturaleza cinematográfica del producto, que resultaría igual de eficaz si se escuchara por la radio, pues el interés se basa, casi exclusivamente, en esas confesiones ya que en las imágenes predomina la corrección técnica frente a la imaginación artística.
        Dentro de este género, sobresale con luz, talento y gracia, el documental que Orencio Boix ha hecho sobre la música popular en Huesca en el último medio siglo y que ha titulado, con irónica chulería, "Los chicos de provincias somos así". Enseguida se advierte que en la película hay mucho más que guitarras, pues poco a poco esta se constituye en un manifiesto del orgullo fato**. Que una ciudad de provincias deje de ser provinciana no es algo que se logre sin esfuerzo; la modernización del espíritu hay que currársela, lleva su tiempo y necesita gente dispuesta a la labor. Viendo la peli de Boix, uno deduce que los músicos, y su entorno profesional, son responsables en gran medida de lo que Huesca es hoy: una ciudad dinámica y serena, culta y natural, modelo de la buena vida.
        La parte inicial de "Los chicos..." es quizá la más interesante desde todos los puntos de vista, cuando Boix nos introduce en la Huesca de los años 50 mientras se escucha la canción "Paseando con papá" de Los 3 Carino, un grupo de cuando en España triunfaban Los 5 latinos y las composiciones de Algueró, formado por los hermanos Solanes. A partir de ahí, Boix deja hablar a los músicos de varias generaciones, mientras se revisan sus actuaciones en directo para ofrecernos una elaborada banda sonora, que no suena de fondo sino que es el motor de la acción y protagonista de un cuento con final feliz (algo así como "De la Huesca rural a la Huesca de las maravillas"), lleno de buen humor, rock y creatividad. Nos vemos.
       
       *Los chicos de provincias somos así. Breve historia de la cultura pop en Huesca es una producción de 2009, pero se presentó en la Filmoteca de Zaragoza el 15 de septiembre de 2010. Está a la venta en formato de DVD, que incluye extras, al precio de 15 euros. Para más información, pinchar aquí: http://www.loschicosdeprovincias.com/
       
       **Para los lectores de este blog que no sean aragoneses, es necesario aclarar la expresión "orgullo fato". Tradicionalmente, para los de Zaragoza, los de Huesca han sido "fatos" (fatuos, vanidosos); a su vez, los de Zaragoza son llamados "cheposos" por los de Huesca (debido a lo mucho que tienen que encorvarse al cruzar los puentes del Ebro a causa del fuerte viento o cierzo). Uno de los grupos actuales oscenses, que aparece en el film, tiene por nombre Will Spector and the Fatus, lo que indica el sano humor con que se enfoca el tema en estos tiempos.
       
       Este artículo se ha publicado en la sección MARCA AL AGUA de las páginas de opinión de Heraldo de Aragón. Si quieres añadir un comentario en este blog, tienes que enviarlo por email a jmheraldo@hotmail.com

Este artículo pertenece a la sección "Culturland"