09/10/2010

Haciendo planes

imagen
       No me apetece mucho, la verdad, pero acabo llamando a mi vecina la Visi a ver si ha pensado en algún plan para los del bloque en estas fiestas. El año pasado, fue ella quien tuvo la idea de que fuéramos todos al Café del Plata en dos ocasiones y, sinceramente, nos lo pasamos pipa y, además, la juerga sirvió para mejorar la convivencia entre vecinos, que suele ser complicada. Peor resultó el concurso de tapas que nos organizó en el portal, porque muchos solo aportaron bolsas de ganchitos o aceitunas con hueso; en fin, más vale olvidarlo. Bueno, el caso es que la llamo y me contesta con voz modorra, como con dificultades para vocalizar: "Lo siento, Juan, no puedo atenderte, que tengo toda la cara cubierta de rodajas de pepino. Ya sabes, el pepino es el botox de las pobres. Oye, te llamo dentro de un rato... Bueno, no, mejor me llamas tú, que es más barato". Y me cuelga. Esta mujer es una manipuladora nata: que la llame yo no es más barato, es simplemente gratis para ella, no te fastidia.
        Al cabo de una hora, vuelvo a marcar. "Ah, eres tú...", me dice como decepcionada. "Si quieres saber si tengo algo pensado para estas fiestas, te diré que no estoy con ánimos de nada. Mira, para empezar, fíjate lo que me ha pasado. Resulta que cuando fue el Mundial de Fútbol nos cambiamos de tele, que era una de esas grandotas, y nos compramos una de pantalla plana que se ve divinamente. Pero me surgió un problema de conciencia: ¿donde colocaba yo la Virgen del Pilar, que había estado encima de la tele toda la vida? No me lo pensé dos veces y, aunque mi Rubén protestó mucho, sujeté la imagen a la parte de arriba de la pantalla con precinto de embalar, de ese marrón. Y ayer, cuando entré en el salón, me vi la Virgen colgando boca abajo, que se había despegado casi todo el precinto. Oye, me lo tomé como un aviso celestial de que estas fiestas no iban a ser nada buenas para mí. Y eso que no soy supersticiosa. Bueno, oye, que cuelgo, que esta llamada me va a costar una fortuna" ¡Pero, Visi, si te he llamado yo! Aguántala.
       
       *Este artículo se ha publicado en la sección LA DULZAINA de las páginas especiales de Fiestas del Pilar de Heraldo de Aragón. Si quieres añadir un comentario en este blog, tienes que enviarlo por email a jmheraldo@hotmail.com

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Fiestas del Pilar"