10/10/2010

El nuevo Tubo de Zaragoza

imagen
       
       Hola. Aquí los del bloque tomándonos un café en el bar de la esquina, ¿ustedes gustan? Muy excitada, doña Coro está contando lo bien que se lo pasó en las fiestas del Tubo: "Mirad, fui con dos amigas de la asociación de viudas a la plaza de España y allí estaba la Corita Viamonte leyendo un pregón subida en un carromato, acompañada de la Serafina, ya sabéis, la cigarrera que pone el puesto al lado de casa Lac..." Visi la interrumpe: "Que se llama Herminia, que lo de Serafina le viene por su marido Serafín". "Oye, Visi, si me interrumpes, me callo y me voy. Como os decía, estaba Corita y Mary de Lis y Marga Castillo, que fueron vedettes del Plata. Yo es que al Plata iba alguna vez con mi difunto esposo. Entonces, una mujer no podía cruzar sola ese barrio, que había mucho vicio: billares, tiendas para fumadores y (bajando la voz) casas de mala nota". La Visi suelta una carcajada: "Pero ¡a ver si ponemos al día el vocabulario, que ya nadie dice casas de mala nota! Ay, esta mujer se pasa de antigua". Doña Coro se pone digna: "Mira, guapa, para modernizarme no voy a perder la educación, que ya hay mucha basta en el barrio". Martín, que es profe en la universidad, trata de bajar la tensión: "A mi, lo que no me gusta del Tubo es que está perdiendo su carácter canalla y se está convirtiendo en una zona para turistas y gente guay. Si no fuera por las bodegas Almau, la barbería o la condonería, ya se habrían olvidado las raíces castizas del barrio. El salón limpiabotas se ha convertido en un bareto, desapareció la lechería y las calles ya no huelen a calamares fritos. Y encima, es una zona cara". Jorge, el del quiosco, está totalmente de acuerdo: "Cierto, los del club de ajedrez nos dimos una vuelta por allí hace poco y por un vino de la casa y una croqueta nos soplaron cinco euros a cada uno. Y eso mismo, después, en bodegas Almau, solo nos costó dos euros treinta. Creo que habría que hacer un estudio comparativo de precios de 'vino más croqueta' en la zona, que es lo que no hacen los periodistas gastronómicos". Y doña Coro y la Visi se ponen a gritar a la vez, entre risas: "Oye, ¡apúntanos ya para ese estudio!". En fiestas, son como niñas, te digo.
       
       Precios comparativos en tres establecimientos del Tubo, en la segunda quincena de septiembre de 2010:
       Bodegas Dalmau, calle Estébanes. Croqueta de jamón y clarete: 2, 30
       Taberna Doña Casta, calle Estébanes. Clarete y croqueta de jamón: 4, 25
       Taberna La Despensa, calle Libertad: Clarete y croqueta de jamón: 5,25 (Detalle del ticket: 1 bebida: 1,75; 1 tapa: 3,50)

       
       *Este artículo se ha publicado en la sección LA DULZAINA de las páginas especiales de Fiestas del Pilar de Heraldo de Aragón. Si quieres añadir un comentario en este blog, tienes que enviarlo por email a jmheraldo@hotmail.com

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Fiestas del Pilar"