11/10/2010

FIZ 2010. Pete Doherty, ese buenazo

imagen
       Hola. Esto es el Festival de música independiente de Zaragoza (FIZ 2010) y está actuando Tim Robbins (actor y director californiano ganador de un oscar), al frente de una banda con un repertorio que recuerda a Johnny Cash, Tom Waits o Dylan. Para mí, que aquí en la multiusos el sonido no es bueno porque los instrumentos se mezclan en un batiburrillo que retumba a un volumen muy alto. Cerca de mí, un pavo va repartiendo tarjetas entre los asistentes. Me da una en la que se anuncia como otorrino. "Acabo de abrir esta consulta privada y he pensado que este es un buen sitio para darme a conocer", le dice a una chica muy mona, con flequillo, que no le oye.
        Un tanto ajeno a Robbins, el personal charla y bebe cerveza en vasos de plástico. Un dato curioso: en la multiusos no venden cerveza sin alcohol. La alternativa es refresco de naranja o de limón, servido de una botella de tamaño familiar. Uff, me parece cutre. El suelo está cubierto de los vasos de plástico que la gente tira y que, después, pisa, haciendo crack, crack, como si aplastara cucarachas de una especie amazónica. Y se va Tim Robbins.
        Y aparece Pete Doherty en escena. Para los que no lo sepan, Dohertty es un músico que tiene un armario lleno de sombreros (principalmente del modelo borsalino) y un historial de tropiezos con la ley bastante abultado. Sí, ya sé que estas cosas no tienen nada que ver con la música, pero este, concretamente, es un caso en el que lo privado (sus pasotes y sus novias famosas) y lo público se han mezclado con gran sabiduría para producir una marca que da bastante pasta. De siempre, ser mal chico se ha valorado mucho en el mundillo del rock, pero cuando veo a Pete salir al escenario del FIZ acompañado de dos bailarinas con tutú (para mí, un detalle un pelín moñas), creo que manda el mensaje subliminal de que está sentando la cabeza y de que, muy pronto, compondrá canciones para toda la familia. Al final, el cantante regaló su sombrero al público. De malote, nada; este tipo es un buenazo.
       
       Si te ha interesado este artículo, puede que también te interese este: Noches en tierra de indies.
       
       *Este artículo se ha publicado en la sección LA DULZAINA de las páginas especiales de Fiestas del Pilar de Heraldo de Aragón. Si quieres añadir un comentario en este blog, tienes que enviarlo por email a jmheraldo@hotmail.com

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Fiestas del Pilar"