18/10/2010

La última noche

imagen
       Sopla cierzo y en el barrio de la Magdalena, junto a la torre, un perro corre moviendo el rabo muy contento, porque su ama acaba de quitarle el cachirulo que ha llevado al cuello durante diez días. No lejos de allí, en un bareto de gran solera alternativa, un hombre grandote y con barba espera la llegada de otro, también barbudo y corpulento. Él intuye que de este encuentro saldrá una relación duradera, pero el otro no acude a la cita. Según el Instituto Aragonés de Estadística, el número de plantones aumenta un 30 por ciento durante las fiestas, debido, principalmente, a los atascos pero también a intoxicaciones etílicas y otras distracciones. Al principio de la calle Mayor, dos pavos no pueden reprimir un ataque de risa al recordar un chiste que escucharon a un cómico (Roi Borrallas) en la plaza de san Felipe: "A mi me gustaría morir durmiendo, como murió mi abuelo, (pausa) y no gritando, como hicieron los ochenta que llevaba en su autobús". En un hotel céntrico, están felices porque la ocupación ha sido total durante las fiestas aunque hay un incidente que les irrita sobremanera: los ingleses de la habitación 431 se ha ido sin pagar. La factura debida asciende a 732 euros (IVA incluido) y, por si fuera poco, han dejado el minibar vacío. En el servicio de urgencias del hospital, un muchacho es atendido de una sobredosis de calimocho. Bueno, en realidad no puedo asegurar que sea solo de calimocho. Mi vecina Visi ha preferido quedarse tumbada en el sofá y no salir. Aunque lo ha pasado muy bien estos días, se siente agotada. Su marido Rubén, que es taxista, todavía no ha vuelto y Visi está escuchando un CD de Manuel de Falla, concretamente 'Noches en los jardines de España', mientras piensa en un hombre que no es su esposo. Yo no voy a dar más detalles, que no quiero liarla. Al lado de la torre de la Magdalena, hay un perro que corre y que mueve el rabo, contento porque las fiestas han terminado y ya no tiene que llevar cachirulo al cuello. Es que el cachirulo le picaba.
       
        *Este artículo se ha publicado en la sección LA DULZAINA de las páginas especiales de Fiestas del Pilar de Heraldo de Aragón. Si quieres añadir un comentario en este blog, tienes que enviarlo por email a jmheraldo@hotmail.com

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Fiestas del Pilar"