02/01/2011

Ciudad de cristal (y 4)

Hola. Llevamos muchos meses de realidad abrumadoramente real, dominada por los mercados, el IBEX, la señora Merkel y el alcalde de Valladolid y pienso que para empezar un nuevo año se impone un poco de espiritualidad. Quizá lo mejor sea darse un paseo por la catedral de la Seo. En la Seo habrá cuatro gatos, estoy seguro. Pero nada más entrar, me veo a mi vecina la Visi delante del altar mayor, haciendo de guía turístico para todos los que quieran escucharla. Soy un ingenuo, lo reconozco, y siempre pienso que la felicidad va a durar algo más de veinte minutos. Pues no: ahí está ELLA. No obstante, no resisto la tentación y me acerco al grupo, que es de unas doce personas: sus parientes políticos, los de Tamarite (que han venido a Zaragoza a hacer compras), un matrimonio mejicano con dos hijas muy guapetas y una pareja alemana.
        La Visi está lanzada: "En este altar, el motivo principal es la adoración de los reyes magos. Además de oro, incienso y mirra, al niño Jesús le han traído otro regalo; fíjense cómo sostiene en sus manecitas una moneda de oro. Bueno, sinceramente, a mí me parece muy mal dar dinero a un niño tan pequeño. Yo creo que hay que esperar a que tenga por lo menos cinco años para abrirle una libreta y que se acostumbre a ahorrar. Si a todos nos hubieran enseñado a ahorrar, ahora no estaríamos padeciendo esta crisis, ¿no les parece?" Todos asienten y ella, satisfecha, sigue: "De todas maneras, a la familia no le vendría nada mal esa moneda, acuñada por el rey Juan II de Aragón, porque entonces un carpintero cobraba una miseria; no es como ahora, que encargas un mueble a medida y te piden una fortuna". La Visi se vuelve y pregunta: "¿Alguien de aquí toca algún instrumento?" Las niñas mejicanas contestan al unísono: "El piano". "Me alegro, así comprenderéis lo que ayuda la música en los momentos de soledad o de agobio financiero. Fijaos en ese pobre pastor de ahí arriba. Solo tiene cuatro ovejas pero está feliz tocando una especie de gaita". El hombre alemán puntualiza: "Una corrrnamusa". Confieso que me lo estoy pasando bien pero, para mí, el misterio es de dónde ha sacado Visi tanta documentación. Como si me leyera el pensamiento, la oigo que dice: "Todo esto no lo encontrarán ustedes en la güiquipedia, se lo aseguro". Me lo creo. Bueno, feliz año. Y nos vemos.
       
       *El altar mayor de la Seo del Salvador de Zaragoza data del siglo XV (fue concluido en 1468) y es obra del escultor alemán Ans Piet Danso.
       
       Este artículo se ha publicado en la sección MARCA AL AGUA de las páginas de opinión de Heraldo de Aragón. Si quieres añadir un comentario en este blog, tienes que enviarlo por email a jmheraldo@hotmail.com

Este artículo pertenece a la sección "Visi, Rubén y otra gente de mi bloque"