02/11/2003

Aimez-vous Brassens?

Hola, esto es Zaragoza y Zaragoza es Francia cuando canta Georges Brassens. Brassens, hijo de un albañil, nace en la ciudad de Sète (mediterráneo, viñas, sardinas asadas, etc) en 1921 y muere 60 años después. Pero sigue siendo el más vivo y el más feroz de los poetas cantantes. Ese "oso gentil con mostacho de turco" (en palabras de García Márquez) escribió cientos de canciones con una intensa combinación de sarcasmo y ternura. Parecen canciones sencillas pero de eso, nada; y a uno le sorprende que Brassens haya podido dejar escuela. Sin embargo, su influencia ha llegado hasta Paco Ibáñez o Serrat, aunque donde se nota especialmente es en el madrileño Javier Krahe y en el aragonés Joaquín Carbonell. Fue precisamente éste quien condujo el viernes pasado un festival Brassens en el nuevo centro cívico Universidad (Romareda). Bueno, para qué nos vamos a engañar, a Carbonell, Brassens le viene como anillo al dedo, de lo socarrón y somarda que es. Se le veía disfrutar como a un niño y lo contagiaba a la peña, mitad de Francia y mitad de Aragón. La fiesta consistió en unos diez grupos y cantantes interpretando canciones del poeta francés, en unas versiones que iban del toque arrabalero a lo Piaff de Michèle Kretz hasta el rap de los Tonton Georges Trio. De todas maneras, para mi, el descubrimiento fue Carlos Malicia, otro somarda. Carbonell hizo chistes, ejem: "A los españoles nos gusta mucho el francés pero lo practicamos poco", a la vez que convirtió el acto en una reivindicación de la música europea frente al monopolio de la anglosajona. Dios mío, pensar que una canción como "L'aigle noir", de Barbara, fue número uno en las listas a primeros de los 70; que Gilbert Becaud vendía aquí los discos como rosquillas. Pero ¿cómo nos hemos dejado arrebatar las buenas canciones? Muy buen rollo, muy buen sonido y muy buena calefacción en el centro Universidad. Bueno, si así se gastan los impuestos, a mi no me importa pagarlos, reflexiono. Vale, nos vemos.
       imagen

jmheraldo@hotmail.comHeraldo de Aragón | Imprimir

Este artículo pertenece a la sección "Escenarios"